Pensamientos negativos, obsesiones, tristeza, furía, cefaleas, dolores musculares, autoestima baja, ansiedad, pueden ser síntomas de una sobrecarga energética, bloqueando el fluir normal de nuestra luz y color. Estos disturbios energéticos son implantes inadecuados por invasión de nuestros cuerpos sutiles. Este es un momento astral bastante adecuado para desbloquear.

     Una manera de hacer un desbloqueo, ya iré enseñando otras, sería tomar una ducha  con un pedrusco grande de sal del Himalaya. Úsalo como si fuera un jabón.  Empezar visualizando como se desprende una especie de niebla oscura y negativa que se va disolviendo a medida que pasamos la piedra. Empezar por el pie izquierdo, subir hasta el muslo anterior y posterior y pasar al otro lado. Se continua por el tronco, primero región anterior, después región posterior. Hacerlo todo con calma y con intención para desbloquear bien. No olvides la planta de los pies pues ahí se concentra a veces una energía especialmente densa.
Después continuar con una ducha fresca que caíga desde la cabeza. Termina subiendo con la ducha con agua un poco más caliente, siempre desde abajo hacia arriba. Si puedes descansa un poco en la cama o lo haces antes de acostarte. Hay que pasar la piedra por todos los orificios del cuerpo, haciendo una rotación hacia la izquierda y terminando luego con otra hacia la derecha.

   Es importante, espiritualizar siempre estos desbloqueos, pidiendo a la Madre Sagrada que nos libere

   Afirmaciones adecuadas para el momento podrían ser:
   YO,... TENGO AHORA MI CUERPO LLENO DE ENERGÍA Y DE VITALIDAD.
   YO, ... ME HE LIBERADO DE TODAS LAS RESTRICCIONES Y OBSTÁCULOS ENERGÉTICOS.

    MUY IMPORTANTE: Mojar constantemente  el pedrusco en agua.

    Cristina Gil Martín